Estas leyendo
Sí hubo encuestas

Sí hubo encuestas

Avatar
Por: Víctor Ulín

El hecho de que la Comisión Nacional de Elecciones y la dirigencia nacional de Morena hayan aplazado el anuncio de los candidatos para presidentes municipales, diputados locales y federales de Tabasco– y de otros siete estados en el primer bloque-, no implica que las encuestas no hayan sido aplicadas como especulan algunos aspirantes desconocidos que, como muchos, se anotaron sin tener posibilidades.

Además de que ya quedó demostrado que en la selección del candidato presidencial y de la gubernatura para el caso de Tabasco sus nominaciones vinieron precedidas de tres encuestas -la del partido y dos más de empresas acreditadas-, y por ende en los procesos subsecuentes en desarrollo, hay testimonios de ciudadanos que validan el levantamiento en Tabasco de las preferencias para seleccionar a los candidatos a las 17 alcaldías, diputaciones locales y federales.

Ante lo absurdo que resulta la versión de que la dirigencia nacional de Morena haya seleccionado al azar a los candidatos sin detenerse a medir su competitividad como si fuese un juego de párvulos, lo que sí hay que reconocer es que el aplazamiento del anuncio de las listas de los candidatos a cargos de elección popular ha generado incertidumbre y  dado margen a la especulación de quienes saben que no serán favorecidos por la sencilla y única razón de que no cuentan con la suficiente preferencia electoral, pero que buscan cachar algo.

Es evidente  que a más de uno no le gustará que su nombre no aparezca como el favorecido por la gente para ser alcalde o alcaldesa, y así para la diputación local y federal,  y amague con irse a otro partido u operar con “fuego amigo” en contra de su compañero de partido para buscar que gane la oposición.

Lo que tampoco se puede negar es que haya municipios cuya eventual victoria se pueda complicar más para Morena, como Paraíso o Cunduacán, gobernados por la oposición, por el número de aspirantes competitivos y dónde una décima o el tema de la paridad puede dejar fuera incluso al que gane.

Los que, en cambio, no se dejen llevar por sus arrebatos o enojos cuando no resulten electos, serán más sensatos y seguramente analizarán la conveniencia de atender el llamado a la unidad al que ha convocado el que será, sin duda, el próximo gobernador de Tabasco, Javier May Rodríguez, que por cierto hoy por la tarde concluirá su precampaña en el Parque La Choca.

El precandidato a la gubernatura – y ya dentro de poco candidato- ha sido insistente en sumar e incluir a todos aquellos militantes que en algún momento apoyaron a otros aspirantes a la presidencia o la gubernatura de Tabasco.

Así que intentar desacreditar el proceso democrático de su partido difundiendo que las encuestas no se aplicaron o fueron “cuchareadas”, solo porque no saldrán  en las listas, es como tirarse un balazo al pie o, en otras palabras, patear su suerte durante un sexenio en el que no tendrían ninguna autoridad moral para pedir participar en el gobierno o bien para buscar ser nominados como candidatos en la elección del 2027.

Quienes dentro de Morena son políticos profesionales, no desperdiciarán la oportunidad de haber formado parte del primer gobierno genuinamente de izquierda que encabezará Javier May Rodríguez a partir del 1 de octubre próximo, y de sumarlo a su currículum vitae pensando ya en el futuro inmediato, y no quedarse rezagado en sus aspiraciones, si es que siguen en Morena y no cometan el error de irse a una oposición que en Tabasco prácticamente no existe.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados