Estas leyendo
Casasús, abanderado a la vista

Casasús, abanderado a la vista

Casasús, abanderado a la vista
Por: Kristian Cerino

El listado con nombres y apellidos de abanderados morenistas a alcaldías y diputaciones locales será publicado mucho antes del plazo fijado por la Comisión Nacional de Elecciones de Morena. Por nada espere resultados el 11 de marzo, fecha límite, dado que estos se harían oficial en el transcurso de este mes.

Aunque he leído con insistencia que continúan los acuerdos en aras de dejar satisfechos a cada grupo político, resulta necesario decir que el caso “alcaldías y diputaciones”, está prácticamente cerrado.

Es más, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador marcó —hace exactamente un mes— la ruta de las designaciones al fijar su postura sobre el tema de la reelección en clara referencia a aquellos alcaldes morenistas que participan en el proceso interno para repetir en sus ayuntamientos.

El 11 de diciembre de 2023, al sentenciar que “lo de la reelección se estableció en el antiguo régimen”, que “no tiene que ver con nosotros”, y que “lo apoyaron los partidos conservadores”, López Obrador no solo envió el mensaje de “sufragio efectivo y no reelección”, sino que aceleró y delimitó el perfil de los aspirantes.
Si sumamos el capital político, el cumplimiento de sus responsabilidades como servidor público y la aceptación ciudadana, opino que es un hecho considerar a Daniel Casasús Ruz como el abanderado morenista en Centro. Es una aseveración basada en la respuesta de militantes y simpatizantes durante el proceso de precampaña, misma que se ha reflejado en diferentes encuestas a lo largo de estos meses a las que he tenido acceso.

Casasús Ruz, exdelegado estatal de Programas para el Bienestar, sostuvo diversas reuniones en colonias, villas, poblados y rancherías de Centro.

A la par del acercamiento con la militancia, él ha dialogado con académicos, periodistas y líderes sociales, con el fin de escuchar planteamientos e inquietudes en torno a la mejoría que necesita Centro, su zona conurbana y cada rincón del municipio.

Pese a la incredulidad de unos cuantos y la guerra sucia en su contra por el crecimiento como abanderado, Casasús fue recibido con beneplácito en el visiteo, donde dijo que la “continuidad de la transformación” solo es posible a través del trabajo “colectivo”.

La experiencia de Casasús, que además es el conocimiento previo del municipio por su antigua responsabilidad en Programas para el Bienestar, ha sido un factor a su favor en los encuentros que sostuvo en la primera etapa de la precampaña, no solo con la militancia morenista, sino con todo ciudadano que desea un cambio de gobierno en Centro.

Te puede interesar
El que gana, lleva mano

En este sentido, Casasús señala que “el corazón del pueblo es sabio, apasionado y justo porque pelea por la justicia”, justicia que “solo se puede conseguir alzando la voz con pasión y sentimiento”, a través del “trabajo honesto por el bien común”. Con ello, Casasús construyó un puente discursivo con el de Javier May Rodríguez, si recordamos lo que dijo el precandidato único de Morena al gobierno de Tabasco en su visita a Aztlán: “que nunca más nos sintamos excluidos” y “que no regrese el abandono a los pueblos”. Es evidente la correspondencia y coincidencia entre ambos, en el tema de gobierno y políticas públicas.

Puedo afirmar que Casasús sigue liderando estas encuestas y es producto de un caminar constante. No debe sorprender que lo confirmen como el abanderado de Centro.

rita


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados