Estas leyendo
CAMBIAR, PARA QUE TODO SIGA IGUAL

CAMBIAR, PARA QUE TODO SIGA IGUAL

Avatar
CAMBIAR, PARA QUE TODO SIGA IGUAL
POR HOMERO T. CALDERÓN

UNO: Ayer miércoles fue un día para reírse. HUBO CAMBIOS EN EL GOBIERNO PARA NO CAMBIAR. O mejor dicho, los cambios fueron para deshacerse de mucha “pedacería”, para recibir otra en las misma condición. Esa es nuestra fuerza moral. Dentro de todo ello, el informe del Rector de la UJAT vino a darle categoría a nuestra política.
DOS: Veo en diversos proyectos de nuestra Universidad, esa gana por imitar a las Universidades norteamericana invirtiendo en proyectos para cambiar a nuestra sociedad. Somos, con todo este entusiasmo, una de las Universidades más alejadas del primer lugar que tiene la UNAM o el Tec de Monterrey.
TRES: Una de las Universidades que más se comunican con nosotros es la de Nuevo León, cuando menos cómo vemos que va hacia adelante mencionándonos “UN TIGRE”.
Esto se debe –creo- en su departamento de COMUNICACIÓN SOCIAL. Cuando estos departamentos funcionan, el periodismo está presente. Un periodista es un comunicador social natural.
CUATRO: Aquí le hago a usted, lector (a) una pregunta: ¿USTED SABE QUIÉN ES EL COMUNICADOR SOCIAL de la Universidad de la Chontalpa? Nadie sabe si esa Universidad cerrará sus puertas, o las abrirá más.
¿Alguien sabe de sus proyectos académicos o científicos? Si nadie lo informa, nadie lo sabe. ¿Qué es lo que pasa en esa Universidad que un buen día quiso AMLO que fuera un laboratorio social? Nadie ahí te informa qué es lo que está pasando. En fin, yo solo pregunto si hay comunicador social.
Otra: Algún comunicador social debiera ya haber anunciado lo principal que ya debe saberse, incluyendo a la propia UJAT.
1.- ¿Habrá reelección de Rector?…
2.- ¿Habrá reelección de diputados federales?…
3.- ¿Habrá reelección de presidentes municipales?…
La ciudadanía está muy mal informada. Adán Augusto quitó ese necesario vínculo con la sociedad. Luego puso ahí a Juan Carlos Castillejos, pero este no es capaz de redactar un boletín. Ergo entonces, ¿hay o no un vínculo social entre el gobierno y la sociedad? No sé. Que el “GATOPARDO” lo demuestre…


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados