Estas leyendo
¿No hay dinero para pagar aguinaldos?

¿No hay dinero para pagar aguinaldos?

Avatar
Por: Víctor Ulín

¿Por qué no hay dinero para pagar las prestaciones de fin de año, entre ellas el aguinaldo, cuando ya viene etiquetado en el presupuesto de egresos del gobierno del Estado? Esta es la pregunta que tendría que responder con absoluta verdad el gobernador interino Carlos Manuel Merino Campos a los burócratas que ya circulan la versión de que no hay dinero para pagarles, y a los trabajadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) a los que deuda las participaciones de noviembre y diciembre.

Después que el mismo mandatario  informó que realizarían un préstamo para salir al paso de la falta de liquidez, que vino antecedido con la negativa de adelantar una parte del aguinaldo para compras en el Buen Fin y de paso reactivar la economía local, para los trabajadores del Estado es un hecho que en este preciso momento el gobierno de Carlos Manuel Merino Campos  no tiene dinero para hacer frente a las prestaciones de fin de año.

¿A dónde se fue entonces el dinero presupuestado para ese rubro? El gobernador del Estado le debe a los burócratas, sindicalizados y de confianza, una explicación sobre el destino que tuvo el dinero que estaba destinado para el pago de prestaciones, y a los trabajadores de la UJAT de por qué no ha depositado sus participaciones de noviembre y diciembre, cuando ya el gobierno federal dio la parte que le corresponde de acuerdo con lo declarado hace unos días por el rector Guillermo Narváez Osorio.

La solicitud del presunto préstamo contrasta con el  Informe de Finanzas Públicas que acompañó al 5 informe presentado por el gobernador de Tabasco, en el que destaca que siete dependencias no ejercieron 3 mil 337 millones de pesos. Luego entonces, cuál fue, es o será el destino de ese dinero. Si realmente existe, ¿por qué no usarlo para el pago de las prestaciones de los trabajadores?

La denuncia irrevocable del secretario de Gobierno, Guillermo del Rivero, que pasó con más pena que gloria en el cargo, advierte la “papa caliente” que tiene el gobierno de Carlos Manuel Merino Campos para resolver este problema de la falta de dinero que de no atenderse oportunamente obteniendo los recursos de un préstamo o pidiendo dinero adelantado a la Federación, acabará con marchas de trabajadores del Estado y, si me apuran, de la UJAT.

La falta de claridad y las contradicciones del gobernador y de sus funcionarios de Administración y Finanzas ha venido alimentando lo que cada vez se vuelve una certeza: no hay dinero para el pago de las prestaciones de fin de año y tampoco se vislumbra una solución clara que no puede quedarse solo en la contratación de más deuda o de solicitar a la Federación un adelanto de las participaciones del 2024.

Los diputados del Congreso del Estado y su Organo Superior de Fiscalización (OSFE) están más que obligados a exigir cuentas a un gobernador interino que solo demuestra una incompetencia más para el cargo que le fue confiado por su amigo Adán Augusto López Hernández.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados