Estas leyendo
La Ruta de May: (Los problemas torales de Tabasco)

La Ruta de May: (Los problemas torales de Tabasco)

La Ruta de May: (Los problemas torales de Tabasco)
Por: Mario Gómez y González

El pasado 3 de enero, el precandidato y seguro Gobernador de Tabasco, Javier May Rodríguez, señaló de manera firme y contundente que irá por “acciones radicales, profundas, serias, frontales, sin simulaciones, porque no hay otro camino ni tiempo que perder”.

Qué bueno que así lo señaló, que bueno que así lo reconoció.

Quienes acudimos ese día al teatro al aire libre del Parque La Choca, vimos a un Javier May Rodríguez, seguro, firme y contundente.

Sabe qué hay un Tabasco profundo y empobrecido, al que no le ha llegado la justicia social, vaya, ni los programas sociales fueron suficientes para cerrar la enorme brecha de la desigualdad.

Es decir, en la entidad siguen existiendo los mismos problemas de hace 30, 20 y 10 años: la inseguridad existe, a veces de baja intensidad y otras ejecutadas de manera concertada, como los recientes acontecimientos.

Para nadie en Tabasco es un secreto que esto inició con la liberación del comandante “Mateo” a sangre y fuego en Cunduacán y el asesinato del alcalde de Huimanguillo Walter Herrera durante el gobierno de Manuel Andrade.

Sin embargo, el momento cúspide de la criminalidad se vivió durante el Granierismo, donde caían cabezas y secuestros en varios puntos del estado.

May habrá de tomar medidas radicales al respecto.

El tema más recurrente de injusticia son los cobros excesivos de los recibos de luz (CFE); el esquema tarifario que se anunció con bombo y platillo por la administración Adancista, no convence a los tabasqueños y ha dado margen a una nueva resistencia civil, por la escasez de recursos para paliar ese importante servicio público y que seguirá siendo bandera opositora al gobierno que encabece Javier May.

Por ello deberá tomar nota y acuerdos al más alto nivel, para que Claudia Sheimbaum, nos autorice una nueva tarifa y alternativas de ahorro de energía eléctrica.

El campo tabasqueño tiene al menos 30 años en condiciones difíciles; son pocos los cultivos que han sobrevivido y prevalecido ante el abandono de nuestras tierras.

La migración de familias a las Ciudades en busca de nuevas oportunidades y estudios fue en los 70’s una de las causas de este empobrecimiento; PEMEX puso ese anzuelo perverso en el que la mayoría de los hombres del campo cayeron.

May deberá ser radical para, ahora sí, hacer que los miles de sembradores produzcan y sean autosuficientes, es decir, que sembrando vida se suba a ese segundo piso de la transformación que ha anunciado Claudia Sheimbaum Pardo.

Los laudos laborales que ascienden a más de 300 millones de pesos iniciales, más salarios caídos que tienen paralizados a varios municipios del estado y de la mano de esto, el sistema de pensiones a punto de colapsar si no se reajusta el ISSET principalmente.

May Rodríguez habrá de tomar decisiones radicales para ejecutar la justicia laboral que Tabasco requiere.

La palabra radical proviene del latín radicalis, es decir de raíz; así deberá actuar May Rodríguez ya en el gobierno, con transportistas, con alcaldes, con las inundaciones, con la obra pública, con el crecimiento desordenado de las ciudades, con la creación de nuevos municipios.

Te puede interesar
Ya se fue Marcelo; Monreal, casi; ¿y tú, Adán?

En fin, tiene todo un catálogo de problemas de fondo qué hay que arreglar de raíz.
Veremos si Javier May Rodríguez, asume el radicalismo tipo Tomás Garrido Canabal, o Carlos Alberto Madrazo Becerra; o con la planeación democrática implementada por Enrique González Pedrero.

En La Línea de Fuego** Interesantes y reflexivos los conceptos vertidos-a través de sus redes sociales personales- por la precandidata del PAN al gobierno de Tabasco, Lorena Beaurregard de los Santos, cuando escribe que, “la “militarización” de la entidad no es la solución definitiva al problema de inseguridad; la seguridad pública fue puesta en manos de militares para resolver un problema que, “según el Gobierno estatal, es causado por delincuentes de poca monta”.

En la Línea de Golpeo** A propósito de los recientes nombramientos de Martha Patricia Jiménez Oropeza y Baldemar Hernández Márquez, como nuevos comisionados de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, entre la clase política tabasqueña concurrente a conocido café del velódromo de la ciudad deportiva, surgió esta interrogante: ¿fueron sustituidos de sus respectivos encargos en la CNH, los también tabasqueños, Humberto Mayans Canabal y José Eduardo “chelalo” Beltrán? ** es pregunta.

Los Malosos** Ayer por la tarde-noche, se hizo viral la versión en el sentido de que Jessyca Mayo Aparicio, dejaba la dirección general del Instituto de la Juventud y el deporte de Tabasco (Injudet), lo que generó especulaciones en el sentido de que, “no la vayan a “premiar” con una diputación local plurinominal, verbigracia su “excelente” trabajo y “resultados”, a favor de los deportistas tabasqueños”.

Jaque Mate** “Ni negando la realidad ni con abusos y atropellos, y menos culpando a la oposición de la responsabilidad que tienen las autoridades, se va a lograr pacificar el estado; la zozobra la causa el gobierno por actuar tarde”, dejó en claro Lorena Baurregard, tras rematar de manera contundente: “Carlos Merino “no tiene claridad de lo que está pasando”, fustigó** ahí queda eso** fue todo por hoy** hasta mañana Dios mediante.

 

rita


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados